Podeis seguirnos también en twitter: @MariaCarlosMaes

jueves, 4 de abril de 2013

Laocoonte y sus hijos


Nos encontramos frente a una obra escultórica, cuyos autores  fueron tres en este caso: Agesandro, Polídoro y Atendoro que pertenecen los tres a las escuelas helenísticas de Rodas.
El título de esta obra es: Laocoonte y sus hijos y en la actualidad se encuentra en uno de los museos del Vaticano. La cronología aproximada de esta escultura es del año 50 a.C., a pesar de que esta es una copia realizada por los romanos.
Esta escultura de bulto redondo puede verse desde distintos puntos de vista, pero para ver la escultura en su plenitud debemos contemplarla de frente. Además esta obra presenta una temática religiosa y mitológica a la vez.
El estilo al que pertenece la escultura es al período helenístico, concretamente a una de las escuelas helenísticas de Rodas. El material con el que está hecha dicha escultura es con mármol y presenta la técnica de la talla. (Previamente se hace un esbozo).
Esta escultura presenta una serie de características formales que se detallarán a continuación. En primer lugar presenta un realismo de actuación, el cual nos enseña claramente la posición de los personajes en el momento en el que sucedieron los hechos. También se aprecia un grado de naturalismo en el rostro tras el sufrimiento de estas personas.
Respecto a su anatomía, esta escultura presenta con intensidad el estado de ánimo de éstos reflejado en el rostro. Además también se contempla los abdómenes muy exagerados en comparación con los hijos de Laocoonte, ya que debido a la edad de los hijos de éste no deberían poseer ciertos rasgos anatómicos. La escultura consta de una altura de 2 metros y 42 centímetros aproximadamente. También se aprecia el estudio de los paños mojados, sobre el que está dejado caer Laocoonte, ambas esculturas van completamente desnudas. Presenta un movimiento continuo e intenso que entrelaza los cuerpos con la serpiente dando sensación de tres dimensiones. A su vez se dota de una perspectiva natural que da lugar a un mayor realismo.
Esta obra contiene una gran expresión dramática que se aprecia ante todo en los rostros, esta expresión es caracterizada por el dolor que siente estas tres personas tras ser atacadas por la serpiente. Los autores consiguen este dramatismo de varias formas; la disposición teatral de los personajes, las posturas retorcidas de éstos y la fuerza expresiva de todos las partes del cuerpo. Si nos centramos Laocoonte mira y rompe con todos los cánones de frontalidad e hieratismo; parece ser que gira la cabeza hacia la izquierda y la mantiene erguida porque espera la ayuda de los dioses. Esta escultura dramatiza perfectamente el momento en el que Laocoonte es mordido por la serpiente y este torna su columna en una postura natural de la queja del dolor sentido.
Finalmente esta escultura presenta una iconografía que es la siguiente: Laocoonte se opone a la ofrenda que hacen los griegos a los troyanos, el regalo es un caballo gigante, Laocoonte tras haberles avisado de que sería perjudicial para él y los troyanos, clava una lanza en el caballo y tras esto es expulsado del recinto. Mientras da un paseo por la playa con sus hijos una bestia (serpiente) les ataca y es enviada por Apolo con motivo de su desconfianza y oposición al caballo de los griegos.

Aquí os dejamos otro comentario sacado de internet donde podréis obtener más información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada